Un secuestro inevitable

Un secuestro inevitable

El 16 de mayo de 2015 cuatro hombres armados con pistolas, no mayores de 22 años y vestidos de civil, me retuvieron en el pequeño

Shopping Basket